sábado, 29 de agosto de 2009

Sindrome de Jacobsen


El Síndrome de Jacobsen es un desorden clínico producido por una deleción cromosómica
terminal de la banda 11q23. La presencia de esta alteración es muy poco frecuente, afecta
a uno de cada 100.000 nacidos vivos y entre sus características clásicas están el retardo en el
crecimiento, retardo psicomotor, alteraciones faciales y esqueléticas, defectos cardiacos y tombocitopenia
isoinmune. En este reporte se presenta el caso de un recién nacido de 37 semanas
de gestación, de peso y talla adecuados para la edad gestacional, quien presentó dificultad
respiratoria, petequias con recuento de reticulositos y neutrofilos absolutos normal, alteraciones
moderadas de los tejidos blandos de cabeza, tórax y miembros inferiores, comunicación interauricular
e hidronefrosis bilateral y diagnóstico de bicitopenia (trombocitopenia y leucopenia).
MÉTODOS
Se le practicó al niño análisis de cariotipo bandeo G y estudio de fragilidad cromosómica para
descartar una posible anemia de Fanconi (AF); posteriormente se realizó estudio del cariotipo
bandeo G y de fragilidad cromosómica a los padres.
RESULTADOS Y CONCLUSIÓN
El análisis de cariotipo dió como resultado la presencia de una deleción del extremo terminal del
brazo largo del cromosoma 11: cariotipo: 46,XY,del(11)(q23q25), sin presencia de inestabilidad
cromosómica que indicara un síndrome de AF. El diagnóstico citogenético junto con los
hallazgos clínicos permitieron definir el diagnóstico de Síndrome de Jacobsen. Esta alteración
cromosómica se ha relacionado en algunos pacientes, con padres portadores de translocaciones
balanceadas, que involucran la región delecionada o con la presencia de fragilidad
cromosómica en un sitio frágil folato sensible en 11q23.3 (FRA 11B), que hace la región
susceptible a la ruptura. El análisis del cariotipo a los padres no evidenció ninguna de estas
alteraciones, de manera que la deleción en el paciente posiblemente corresponde a un evento
de novo en las células germinales de uno de los padres.

Jacobsen (JBS) fue descrito por primera vez
en 1973, asociado a una deleción distal del
brazo largo del cromosoma 111-4. Durante el
Quinto Taller Internacional sobre el mapa del
cromosoma 11, en el año 1996, (Fifth
Internacional Workshop on human chromosome
11 mapping 1996) se decidió denominar a la
región 11q23-24.1, como locus del JBS5. La
incidencia de este síndrome de microdeleción se
estima en 1 de cada 100.000 recién nacidos1.
La deleción puede abarcar desde 11q23
hasta 11q25, pudiendo ser el origen
citogenético de la misma, una segregación
desbalanceada de progenitores portadores de
una translocación recíproca balanceada o una
segregación desbalanceada de novo, de
progenitores normales. Otros rearreglos
cromosómicos, como anillo del cromosoma 11,
también han sido descritos asociados al
Síndrome1,2,6.
Las deleciones terminales que involucran a la
porción 11q23.3 suelen ser letales y no
sobreviven por un tiempo mayor a las 35
semanas, a no ser que se hallen en mosaico con
células normales1.
Hasta el año 1995 los signos clínicos
descritos asociados al Síndrome de Jacobsen o
monosomía parcial del cromosoma 11q fueron
sutura metopica precoz y trigonocefalia, ptosis
parpebral, hipertelorismo, boca en carpa,
microretrognatia, orejas de implantación baja y
malformadas así como anomalías cardíacas y
retardo sicomotor3,7. Publicaciones posteriores
describen nuevas manifestaciones fenotípicas,
entre las que se incluye ano imperforado,
catarata bilateral y pulmones hipoplásicos
multilobulados8.

Se reporta el caso de una niña de 13 días de vida, con una deleción distal del brazo largo del
cromosoma 11, nacida de madre portadora de un cromosoma marcador y de una inversión
pericéntrica de la heterocromatina del cromosoma 9, la cual también se hallaba presente en la
propósita. El cariotipo de la niña resultó 46,XX, del(11)(q24→11qter), inv 9qh.La madre de la niña,
con fenotipo normal, presentó un cariotipo 46,XX/47,XX+mar, inv9qh. El cariotipo del padre de la
propósita fue normal. En este reporte destacamos la importancia de realizar el diagnóstico
cromosómico en niños portadores de múltiples malformaciones y también la de efectuar el análisis
cromosómico a los padres para el pronóstico del caso y asesoramiento genético de la pareja.

Se reporta el caso de una niña con Síndrome
de Jacobsen, debido a una deleción distal del
brazo largo del cromosoma 11, hija de madre
portadora de un cromosoma marcador y de una
inversión pericéntrica de la heterocromatina del
cromosoma 9.
REPORTE DEL CASO
Paciente de sexo femenino, producto del
primer embarazo, padre de 28 y madre de 26
años respectivamente, no consanguíneos.
Prenatal controlado, con valores de HCG
negativos hasta las 5 semanas de embarazo y
luego positivo, pero con valores muy por debajo
de lo normal para la edad gestacional (6-7
semanas). Durante el embarazo la madre
refiere permanentes cefaleas y dolores tipo
premenstruales, con leve hemorragia hasta los
tres meses. Por ecografía, se detectó la
presencia del signo del limón. Nace a las 36
semanas, con un peso de 2.700 g, percentil 50;
circunferencia cefálica de 33,5 cm, percentil 25
y una talla de 47 cm, percentil 25. No precisó
incubadora, sí oxígeno por algunas horas,
siendo intervenida a las siete horas de nacida
debido a ano anterior imperforado. La historia
familiar refiere que un primo de la madre tuvo
un niño con ano imperforado.
La niña es derivada a los diez días de vida a
la consulta de genética clínica debido a sus
características fenotípicas: sutura metópica
prominente; ojos con inclinación mongoloide,
hipertelorismo, puente nasal alto, orejas
pequeñas de implantación baja y hélices
dismórficos; micrognatia, cuello corto; soplo
cardíaco; ano anterior operado por
imperforación; dedos largos, pliegue palmar
único bilateral y pliegue único en ambos quintos
dedos. (figuras 1 y 2)
Figura 1. Puede notarse en la niña la presencia de
ojos con inclinación antimongoloide.
Figura 2. Se observa en la niña la presencia del
pliegue palmar único y trigonocefalia.
Por ecocardiografía se detectó comunicación
interauricular, tipo fosa oval de 3mm, e
insuficiencia leve de la válvula tricúspide, la
radiografía de cráneo reveló trigonocefalia, el
estudio por TAC de cráneo asimismo detectó
fusión prematura de sutura metópica y la
radiografía de tórax resultó normal. Fallece a los
11 meses por complicaciones de una neumonía.
La madre con fenotipo normal y sin
antecedentes de aborto.
Se estudiaron cromosómicamente la niña y
sus progenitores. El diagnóstico cromosómico se
llevó a cabo a través del cultivo de linfocitos de
sangre periférica, en medio RPMI enriquecido
con 15% de suero fetal bovino y
fitohemoaglutinina, los que se cultivaron a 37ºC
durante 72 horas. Transcurrido este tiempo se
agregó colchicina (0,003ug/ml) durante 90
minutos, posterior tratamiento con solución
hipotónica de KCl (0,075M), y se fijaron en
solución (3:1) de metanol:ácido acético. Se
realizaron los extendidos sobre portaobjetos, se
tiñeron con Giemsa para el estudio convencional
y el análisis cromosómico se realizó con
técnicas de bandas G y de bandas C.
Se analizaron citogenéticamente cincuenta
células de la niña. Se observó en todas la
metafases analizadas la presencia de una
deleción en la región distal del brazo largo de
uno de los cromosomas del par 11
correspondiente a la región q24.1. Así como
también una inversión pericéntrica de la
heterocromatina de uno de los cromosomas del
par 9. El cariotipo del padre fue normal y en la
madre se observó en el 5% de las metafases
analizadas, la presencia de un cromosoma
marcador y además la inversión del cromosoma
9.
El cariotipo de la niña presentó 46,XX,
del(11)(q24→qter),inv9qh. (figura 3)

DISCUSION
El Síndrome de Jacobsen es reconocido
desde el año 1996, como una microdeleción de
la región 11q23-24.1, ya sea hereditario o de
novo5. No obstante, el cromosoma 11 puede
presentar otras deleciones en su brazo largo, la
más común es la porción 11q23􀃆11qter,
también se han reportado casos de deleciones
intersticiales de la región 11q23􀃆11q25 en
individuos con fenotipos típicos de este
síndrome. Aparentemente la ausencia de la
banda 11q24.1 es la que corresponde a la
región crítica que determina la aparición de este
síndrome. Aproximadamente el 85% de los
casos son de novo7. El análisis cromosómico
realizado en la paciente presentó una deleción
en la región 11q24􀃆qter, con lo cual se
confirmó el Síndrome de Jacobsen en la misma.
Para la determinación del origen de la anomalía,
hereditaria ó de novo, y habiéndose realizado
los estudios cromosómicos a los padres, estos
evidenciaron un cariotipo normal en el padre,
pero en la madre se detectó una inversión
pericéntrica de la heterocromatina del
cromosoma 9 y la presencia de un cromosoma
marcador en el 5% de las células analizadas. Si
bien, las inversiones pericéntricas del
cromosoma 9 involucrando la región
heterocromática son rearreglos relativamente
comunes en la población general, es decir, son
consideradas variantes normales en la población
general, existen reportes de familias que portan
esta alteración y se transmiten de generación
en generación, incluso asociados a diversos
fenotipos, como esterilidad, infertilidad, aborto
habitual y en raros casos con otras alteraciones
cromosómicas; su importancia en el análisis de
las poblaciones humanas no ha sido aún lo
suficientemente explorada9-12. Entonces, si
consideramos que la presencia de esta inversión
no estaría en relación con las malformaciones
presentes en la niña, nuestro análisis se orienta
entonces en el cromosoma marcador, el cual
consiste en un pequeño fragmento
cromosómico. Para determinar su origen y para
realizar un asesoramiento genético adecuado,
es importante su identificación, pero debido a
que las técnicas citogenéticas convencionales en
general no permiten identificarlo, se debe
realizar en la madre el estudio cromosómico con
técnicas citogenéticas moleculares, como la
Hibridación in situ con sondas fluorescentes
(FISH). Aún así podemos inferir que dicho
cromosoma marcador podría haberse originado
de una translocación, lo que a su vez estaría
originando por una segregación meiótica
desbalanceada, el Síndrome de Jacobsen en la
niña.

2 comentarios:

  1. Hola

    Disculpa, tienes información de algún médico o la persona que ha tratado este síndrome? Conozco un caso muy grave y estoy buscando un especialista con experiencia en estos casos.

    ResponderEliminar
  2. te paso mi email fernando_bogado2@hotmail.com
    por el tema de la enfermedad JACOBSEN
    mi messenger es fernando_bogado3@hotmail.com

    ResponderEliminar