martes, 28 de septiembre de 2010

Queratoconjuntivitis seca



La queratoconjuntivitis seca se presenta cuando las glándulas lacrimales producen menos lágrimas, tanto en humanos como en otras especies.

Causas, incidencia y factores de riego

La queratoconjuntivitis seca generalmente se presenta en personas que, aparte de esto, son saludables y es más común en personas mayores, dado que la producción de las lágrimas disminuye con la edad. En casos raros, puede estar asociado con artritis reumatoidea, lupus eritematoso y otros trastornos similares. Igualmente, puede ser causada por quemaduras químicas o térmicas.

La deficiencia de vitamina A es una causa común en áreas del mundo en donde es común la desnutrición. Esta afección es rara en los Estados Unidos.


Signos y exámenes

El oftalmólogo puede inspeccionar la película que se le toma a la lágrima utilizando una lámpara de hendidura (biomicroscopio). Se puede colocar un colorante en el ojo, como la fluoresceína, para hacer que dicha película sea más visible. El médico puede hacer una prueba de Schirmer para medir la tasa de producción de lágrimas, usando una mecha de papel calibrado que se coloca en el extremo del párpado.

La córnea del ojo puede estar gruesa y la persona puede presentar reducción en la agudeza visual.


Tratamiento

Como tratamiento, se pueden usar gotas para humedecer, llamadas lágrimas artificiales, y los ungüentos lubricantes pueden servir para casos más severos. Se pueden colocar pequeños tapones en los conductos de drenaje de las lágrimas para ayudar a que éstas permanezcan en la superficie del ojo.


Expectativas

La mayoría de los pacientes con este síndrome del ojo seco presentan molestias, pero no pérdida de la visión. En los casos severos, se puede dañar o infectar la córnea (ventana transparente en la parte anterior del ojo).


Complicaciones

Las úlceras o infecciones de la córnea son complicaciones serias.


Situaciones que requieren asistencia medica

Se debe buscar asistencia médica de inmediato si se presenta resequedad en los ojos y ocurre un incremento súbito de la molestia o el enrojecimiento, o si se presenta una disminución súbita en la visión.


Prevención

No hay forma de prevenir la queratoconjuntivitis seca, pero sus complicaciones se pueden prevenir con el uso de gotas o ungüentos para lubricar y humedecer los ojos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada