domingo, 30 de agosto de 2009

Especial: Vibrio, la bacteria que se come los tejidos



La bacteria que come tejidos
La bacteria que come tejidos
La enfermedad que está causando alarma
Una bacteria que se come, literalmente, el tejido del cuerpo parece
parte del guión de una historia de ciencia ficción. No lo es. Un hombre
está sobreviviendo, en estado crítico pero estable, luego de tres
cirugías, necesarias para salvarlo de la infección que contrajo mientras
nadaba en las costas de Galveston, en Texas. Lesiones y heridas,
puerta de ingreso La fascitis necrotizable (FN) es la descomposición de
tejidos blandos y piel. La produce una infección bacteriana causada,
casi siempre, por un estreptococo de grupo A, que suele causar dolor
de garganta.
Sin embargo, una variedad de esta bacteria, la Vibrio vulnificus,
provoca una infección grave que pone en riesgo la vida. La "bacteria
que come carne", como se la conoce vulgarmente, es la que atacó a
Steve Gilpatrick (58 años) en Crystal Beach.
La bacteria destruye tejidos blandos del sector subcutáneo (bajo la piel)
y frecuentemente se acompaña con síntomas de shock tóxico (si el
músculo es destruido, esto se denomina miositis necrotizante).
Las estadísticas varían y, según la National Necrotizing Fasciitis
Foundation (NNFF, Fundación Nacional contra la Fascitis Necrotizable),
no siempre son exactas. Pero en 1996, los Centros para el Control y
Prevención de Enfermedades (CDC) estimaron que por año ocurren
entre 500 y 1,500 casos, de los cuales muere el 20 por ciento. Pero en
1998 la NNFF estimó que esa cifra debía ser mucho mayor.
Evitar la bacteria no parece ser muy fácil, y menos en esta época del
año. De acuerdo con los CDC, la Vibrio vulnificus tiene su pico durante
los meses del verano en las aguas cálidas del Golfo de México y los
más propensos a contraerla son las personas que con sistemas
inmunológicos débiles, como pacientes de cáncer o personas con
enfermedades del hígado.

Cualquier herida no cerrada completamente puede ser la puerta para
que la bacteria ingrese al cuerpo. De hecho, Gilpatrick, que es diabético
, tenía una úlcera en su pierna en el momento en que se sumergió en el
agua. Tres días después, su pierna se infectó y comenzó con fiebre.
Pero la NNFF apunta que no es la única forma de contagio: aunque la
mayoría de las veces la bacteria entra al organismo a través de una
lesión de piel, a veces muy pequeña, como un corte, un pinchazo, o
picadura, también puede hacerlo a través de piel debilitada (una
ampolla o abrasión). Otra forma es a través de un traumatismo
importante o luego de una cirugía. Cómo prevenirla. Sin la intención de
que entres en pánico, la realidad es que de acuerdo con la NNFF, esta
enfermedad no necesariamente puede prevenirse. Pero, puedes
disminur la posibilidad de adquirirla con algunas medidas básicas de
higiene que te recomienda la Fundación:
Desde el punto
de vista ofensivo: Compra un jabón anti-bacterial y úsalo. Cubre tu
boca al toser o estornudar, descarta los pañuelos, lávate las manos
frecuentemente. Tú podrías ser portador sin saberlo. Quince a treinta
por ciento de la población lleva Estreptococo grupo A en determinado
momento, sin presentar síntomas. De un punto de vista defensivo:
Lava tus manos frecuentementes. Evita contacto con personas con
síntomas. Limpia y cuida constantemente las heridas, usando
pomadas con antibiótico y cubiertas estériles para las heridas. Cambia
frecuentemente la curación. Los expertos no recomiendan alterar tus
vacaciones programadas para el Golfo de México debido a esta
situación. Pero, si tienes enfermedades crónicas como diabetes,
cáncer, o alguna condición hepática, y tienes alguna herida abierta, no
nades en esas aguas este verano. Diagnóstico inmediato, clave para
sobrevivir
La clave para sobrevivir a la fascitis necrotizable es la detección
temprana. Apunta los síntomas a los que debes prestar atención:
Síntomas tempranos (usualmente dentro de 24 horas): En
general ocurre un traumatismo menor u otra lesión abierta de piel. (la
herida no tiene por que parecer infectada). Aparece cierto dolor en el
área de la herida. No exactamente en el lugar de la herida pero sí en la
misma región o miembro del cuerpo. El dolor es usualmente
desproporcionado para la herida y puede comenzar como un dolor
muscular, pero se vuelve cada vez más intenso. Síntomas similares a
gripe, a veces diarrea, nauseas, fiebre, confusión, escalofríos,

1 comentario:

  1. Mi tia fue ingresada en quirofano el dia 7 de este mes para hacerse una reconstruccion mamaria y de ganglios axilares.A los 3 dias observaron que el sacro tenia yagas en las que se apreciaban unos huevecitos psrecidos a unas larvas, no era nirmal que una mujer de 43 años se picara en ese tiempo. Comenzo con fiebre que no era cintrolable con antipireticos por lo que decidieron meterla de nuevo en quirofano el dia 15 para limpiarla y coger muestras de esa bacteria. Al abrirla los ganglios axilares estaban destruidos por la bacteria,por lo que tubieron que extirparlos, dejando las heridas al aire libre despues de la intervencion para que se ventilara todo... solo saben que es una bacteria que se come los tejidos blandos, va a pasos adelantados y estan a la espera del cultivo. Hoy tiene que ingresar otra vez porque el pecho tambien esta siendo afectado por la bacteria y quieren limpiarla de nuevo. Puede tratarse de la bacteria vibrios?? Que pronostico es el de esta patologia?? Y el tto a seguir?? Gracias, porfavor espero respuesta pronto

    ResponderEliminar